Cómo aumentar las prestaciones de un portátil.


portatil_lentoMe preguntaba mi amiga Isa el otro día que podía hacer para mejorar su antiguo portátil Asus de 2012, un i3 con 4gb de RAM, disco duro de 500Gb y que tras el paso de los años ha ido perdiendo frescura. Se me ocurren varias cosas. Desde hacer una limpieza del disco duro eliminado contenido innecesario hasta formatearlo a estado de fábrica. Esos son los extremos pero existe una opción mejor.

Uno de los problemas que tiene la tecnología es que avanza tan rápido que ya no podemos comprar dispositivos que duren 10 años, porque a los dos y medio ya estarán anticuados. Y más en el caso de los nuevas generaciones de portátiles que cuentan con características mejoradas con respecto a las anteriores. Incluso cambia la estructura. Es el caso, por ejemplo, del lector de CD y DVD, un imprescindible hace años, que hoy en día se ha convertido en uno de los componentes más prescindibles de un ordenador, por varios motivos. Por un lado, ocupa un gran espacio, que hace que el portátil pese más, que el tamaño aumente, y que haga que el espacio no se pueda repartir igual para los componentes de portátil, lo que a su vez afecta negativamente a la refrigeración del mismo. Además, los portátiles se mueven, y reciben golpes, y el lector de discos cuentan con diferentes piezas móviles, que son susceptibles de estropearse con el paso del tiempo. Es por eso que los lectores de CD o DVD suelen ser el primer componente en estropearse del ordenador.

A esto hay que sumar el hecho de que las unidades SSD han bajado mucho su precio al hacerse tan populares. Aunque son algo más caras que los discos duros magnéticos, precisamente destacan por no contar con unidades móviles, ni ser magnéticas. Los discos SSD no se van a estropear si acercamos un imán, algo que sí ocurrirá con los discos duros, y es mucho más difícil que se estropeen si el ordenador recibe un golpe. Pero lo más importante es que estas unidades SSD son mucho más rápidas que los discos duros, y mejora notablemente el rendimiento del ordenador.

Pues bien, la solución por la que vamos a optar en este caso es la sustitución de la unidad de DVD por un SSD, por lo que el portátil contará con dos unidades de disco, la que venía de origen que pasará a ser disco secundario y el SSD nuevo que será el primario.

Primer Paso. ¿Qué disco SSD compro?

No debemos de guardar todo en el SSD. En este disco solo deberemos instalar el Sistema Operativo y aquellas aplicaciones que más utilizamos dejando el otro disco para almacenamiento del resto de información, es decir, documentos, imágenes, vídeos, etc. A fecha de este artículo (marzo de 2018) los precios de los ssd oscilan desde los 40€ un disco de 120gb, hasta los 160€ de uno de 500gb, pasando por los 80€ de uno de 240gb. En este caso hemos optado por un SSD Western Digital de 240Gb.

Segundo Paso. Comprar un adaptador SSD para sustituir el DVD.

Vamos a tener que quitar la unidad de CD o DVD, y poner la memoria SSD con un adaptador para que encaje en el espacio de la unidad de CD o DVD. El caso de cada portátil es distinto. La única diferencia que me he encontrado en este aspecto es grosor de la unidad DVD, por tanto el adaptador deberá encajar en el hueco que deja el DVD. hay tres estándares al respecto: 9, 9,5 y 12,7 mm de grosor. Averiguarlo es tan sencillo como coger un metro y medir el grosor de la unidad que extraigamos. Podemos conseguir un adaptador de estos por 15€. En mi caso es una de 9.5 mm de grosor.

ssd_adaptador

Tercer paso. Extraer el lector DVD.

Aunque pueda parecer complicado, es algo realmente sencillo, en la mayoría de portátiles. Lo más probable es que simplemente haya un tornillo al que podamos acceder por la parte inferior. Si se trata de un portátil muy nuevo, a veces es complicado acceder a la unidad de CD o DVD y es probable que podamos encontrar información, e incluso vídeos, de cómo quitar la unidad de CD o DVD en ese portátil.

tornillo

Cuarto paso. Montar el SSD en el adaptador.

Tendremos que instalar el disco SSD en el adaptador, algo que será realmente sencillo, y así tendremos una unidad que en tamaño debería ser equivalente a la unidad del lector de CD o DVD. No debería ser muy complicado instalarla. Tendremos que asegurarnos de que el ordenador está apagado y no recibe corriente eléctrica. Instalamos entonces el adaptador con la memoria SSD, nos aseguramos de que está bien instalado, e iniciamos el ordenador.

montar ssd en adaptador montar ssd en adaptador montar ssd en adaptador

Quinto paso. Insertar el adaptador con el SSD en el hueco del DVD.

Una vez montado el conjunto SSD y adaptador nos quedaran dos cosas. Atornillar el anclaje metálico al adaptador para atornillar luego y cambiar el frontal del DVD para que no quede feo el conjunto una vez insertado en el portátil y se pierda la uniformidad en la zona del DVD.

anclaje dvd Bisel-DVD-Placa-Frontal

Sexto paso. Cambiar la BIOS para comprobar que el portátil arranque desde el SSD.

Para ello, solo tenemos que acceder a la BIOS, y entonces elegir la opción Boot, o cualquiera que tenga que ver con el inicio del sistema, y elegir el disco SSD como el primero, de manera que el ordenador, siempre que se encienda, recurra a la memoria SSD para iniciar el sistema operativo y demás.

Puedes seguir los pasos del artículo que escribía en mi blog acerca de cómo cambiar el dispositivo de arranque.

Sexto paso. Instala el nuevo Sistema Operativo.

Procedemos a instalar el sistema operativo en el flamante disco SSD. Lo que será motivo de un nuevo artículo para este Taller práctico. Lo veréis próximamente.

Finalmente.

Con estos sencillos pasos es posible mejorar de manera increíble el rendimiento de tu portátil para las tareas diarias. Va a haber una gran diferencia en los tiempos de carga de todos los programas que acceden al disco.

La elección de qué unidad se encuentra en el adaptador y qué unidad se encuentra en el lugar principal para los discos queda a tu criterio, ya que ambos tienen conexiones SATA y son compatibles en cualquiera de los lados. La elección de colocar el HDD en el lugar del lector y el SSD en lugar del disco principal se basa en el calor que el HDD libera.

Total de la inversión: 95€ (80 del SSD y 15 del adaptador).

Tiempo invertido, sin contar la instalación del Sistema operativo y las habilidades manuales de cada uno, 25 minutos.

Anuncios