Cómo reparar un disco duro dañado


La semana pasada tuve que desconectar del servidor de mi empresa un disco duro conectado que tenía para copias de programas y que en su día estaba destinado a copias de seguridad. Resulta que me colgó el servidor y casi todos sus servicios. Fué desconectar el USB del disco y recuperarse completamente, volviendo a funcionar todo de nuevo. Vamos a realizar un análisis de este disco y os descubriré algunas cosas interesantes.

Para ello vamos a emplear algunos programas, todos ellos los podemos encontrar de manera gratuita en la web. El primero de ellos es CrystalDiskInfo, lo puedes descargar desde este enlace. Esta aplicación nos mostrará toda la información relevante de nuestros discos duros. Información tal como modelo, marca, firmware, temperatura, número de serie, tipo de interfaz y tamaño. Tras analizar los discos, CrystalDiskInfo nos devolverá los resultados con gráficos completos que nos serán muy útiles a la hora de examinar el estado del disco después de un cierto periodo de tiempo. Esto nos ayudará a detectar errores en el disco y prevenir la pérdida de la información almacenada en la unidad.

Una vez descargado, instálalo y ejecútalo. Verás algo similar a esto:

En este caso nos está mostrando la información de mi disco duro principal, dónde está el Sistema Operativo. La información que me da es:

  • Marca y modelo del disco: Western Digital (WDC WDS240G1G0A-00SS50)
  • Tamaño: 240 Gb
  • Firmware: Z3311000
  • Nº de serie: 164328451401
  • Tipo: SSD
  • Nº veces encendido: 428
  • Horas encendido: 15018 horas (15018/365=625 días encendido —> 2 años)
  • En la parte superior izquierda da el diagnóstico global de todo esto: BUENO.

Este es el estado de otro de los discos internos que tengo en este PC. Un poco más rodado pero en líneas generales con un estado de salud BUENO.

Sin embargo, este es el disco del que os hablaba al principio.

A parte del MALO, en rojo y subrayado llama la atención sus horas de encendido. Más de 6 años. ¿Lo tiramos? Veamos lo que podemos hacer con él.

Vamos a descargarnos esta aplicación Repartition Bad Drive. Es un programa que ha sido diseñado para aislar los sectores dañados del disco duro y poder recuperar las demás particiones para seguir utilizándolo como disco externo donde guardar información (no demasiado importante, por lo que pueda pasar).

Hay programas que se dedican a informar a los usuarios de los sectores defectuosos del disco duro, esta utilidad es un complemento para poner solución al mismo problema: separar los daños de las particiones. Lo único a tener en cuenta es que antes de volver a crear particiones en el disco duro, hay que cerciorarse de que no contiene ningún dato importante.

Si la memoria contiene sectores defectuosos irrecuperables podremos sustituirlos, pero es recomendable no almacenar información que no podemos volver a conseguir.

El uso de Repartition Bad Drive no se recomienda demasiado pero, en algunos casos, el disco duro puede contener sectores defectuosos irrecuperables y aún así trabajar de manera estable.

Una vez descargado e instalado lo ejecutamos con permisos de administrador. Seleccionamos el disco (1) en mi caso el de 3 Tb y pulsamos el botón (2) repartition.  Esperamos a que acaba y a  partir de ese momento podríamos intentar el uso del disco. Sin mucha fe, eso sí.

Podemos optar por un plan B. El uso de otro software de recuperación de discos llamado Victoria. El nombre en sí digamos que modesto no es, pero si cumple con el objetivo de recuperar el disco, bienvenido sea.

Una vez descargado e instalado pasamos a seleccionar la unidad que deseamos escanear, en mi caso el disco de 3 Tb. Para ello vamos a la pestaña Tests, seleccionamos la casilla Remap para que marque el sector como no utilizable reemplazándolo por otro y le damos al botón Start.

Con respecto a la leyenda de colores:

  • Gris claro (25 ms): nº de sectores a los que el disco accede en 25ms o menos. El estado es perfecto.
  • Gris medio (100 ms): El estado es bueno.
  • Gris oscuro: (250 ms): No está mal.
  • Verde: (1 seg.): Regular
  • Naranja (3 seg.): Mal
  • Rojo (> 3 seg.): Casi no puede leer la información.
  • Azul: Nº de sectores dañados.

Pues bien, este es el estado a los pocos minutos de comenzar el análisis de mi disco:

Y este es el resultado final:

Lo que significa que aproximadamente un tercio del disco está inutilizable. Si nos vamos al administrador de discos de Windows 10 veo esta distribución: 2048 Gb recuperado y listo para dar formato y 746 Gb inutilizado y marcado para no usar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: