Diferencias entre suspender, hibernar o apagar el equipo. ¿Cuál me conviene?


Todos conocemos las opciones que Windows ofrece a la hora de hacer clic sobre el botón de apagar el equipo: Reiniciar, Suspender y Apagar. Sin lugar a dudas las más empleada por la mayoría de usuarios son las de reiniciar y apagar. La primera cada vez que necesitamos reiniciar el sistema para que se apliquen los cambios realizados a la configuración del equipo o porque algo no funciona y la segunda cuando decidimos dejar de usar el ordenador. Sin embargo, en ocasiones se usa la función Suspender e incluso Hibernar, aunque una de las opciones más desconocidas es la suspensión híbrida de Windows 10.

Cuando le damos a la opción de Suspender el ordenador, el equipo entra en un modo de consumo de energía mínimo, en el que los datos de la sesión se almacenan en la memoria RAM para que cuando volvamos a activar el equipo (pulsando cualquier tecla, por ejemplo) nos encontremos con todas las aplicaciones que teníamos abiertas. En este modo se apaga la pantalla, se detiene el disco duro y la unidad óptica. Sin embargo, cuando usamos el modo hibernación, en lugar de almacenar el estado actual del equipo en la memoria RAM, esta información queda almacenada en el disco duro. En este último caso, el consumo de energía es nulo, ya que el ordenador en la práctica se ha apagado.

¿Qué es por tanto la suspensión híbrida? La suspensión híbrida guarda los datos de sesión tanto en la memoria (suspensión) como en el disco duro (hibernación), y cuando reiniciamos el equipo es como si saliésemos de una suspensión clásica y se activa de forma rápida. Además, en el caso de que haya un corte de electricidad durante la suspensión híbrida, vamos a poder recuperar también el estado anterior, aunque en este caso la activación supone tener que volver a arrancar el equipo desde el inicio, similar a lo que ocurre con la hibernación.

Para activar la suspensión híbrida en Windows 10, lo primero que tenemos que hacer es abrir el Panel de Control y dirigirnos a las opciones de energía. Una vez ahí, pinchamos sobre la opción Cambiar la configuración del plan que aparece junto al plan de energía que tenemos activo y a continuación entramos en la opción que nos permite Cambiar la configuración avanzada de energía.

Esto nos abre la ventana de Opciones de energía donde tenemos que buscar la opción Suspender, desplegamos esa opción y encontraremos varias opciones entre las que se encuentra Permitir suspensión híbrida. Si desplegamos nuevamente esta opción, veremos que podemos activar la suspensión híbrida en Windows. Si usamos un portátil, vamos a poder activar o desactivar este modo tanto cuando estamos usando la batería como si tenemos el equipo conectado a la corriente eléctrica.

Un comentario sobre “Diferencias entre suspender, hibernar o apagar el equipo. ¿Cuál me conviene?

Agrega el tuyo

  1. Esto es realmente genial, eres un blogger muy profesional. Me he unido a tu RSS y me gustaria encontrar más cosas en este gran blog. Además, !he compartido tu sitio en mis redes sociales!

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: